20 de junio de 2012

Los orígenes del cine (I): Louis Le Prince


Una de los datos que casi toda persona conoce, es que el cine nació "oficialmente" el 28 de Diciembre de 1895 en el Salon Indien del Grand Café en París, en una proyección organizada por los famosos Hermanos Lumière. Que el cine nació en el año 1895 es algo universalmente reconocido, de hecho, en el año 1995, se celebró el primer aniversario del cine con el estreno de varias películas y documentales conmemorándolo.

En este cartel podemos ver a los primeros espectadores
 riendo ante la proyección de "El regador regado"
El primer proyector
de los hermanos Lumière
El nacimiento de este maravilloso arte, tal y como yo lo estudié, contenía una fantástica historia, en la cual aquellos ingenuos primeros espectadores, huían despavoridos del café -como alma que lleva el diablo- al creer que aquel famoso tren de "Llegada de un tren a la estación de La Ciotat" les arrollaría, pues era la primera vez que eran testigos de esas imágenes en movimiento que hoy darían como resultado una de las industrias artísticas más poderosas.

Esta es una preciosa historia para dar inicio a la historia del cine, pero hace algo así como un año, descubrí que la "Llegada del tren a la ciudad" es el icono de los comienzos del cine, pero no fué el primer registro cinematográfico del que se tiene constancia. De hecho, tampoco fué la primera exhibición de imágenes en movimiento. La historia de los orígenes del cine es mucho más "cinematográfica" en el sentido de que incluye elementos de conspiración, misterio e intrigas, dignos de una gran historia para la gran pantalla...



Louis Le Prince,
creador de la primera filmación en movimiento
 de la que se tiene constancia
Todo comenzó 7 años antes. Un domingo 14 de Octubre de 1888 en Roundhay, a las afueras de Leeds (en el Reino Unido), un inventor con un cierto status social y con amplios conocimientos de química, ingeniería y óptica culminaba uno de sus perseguidos proyectos tras varios intentos fallidos: filmar imágenes en movimiento. Louis Aimé Augustin Le Prince, nunca llegó a ser reconocido como el creador del cine debido a una serie de sospechosas circunstancias que acaecieron en su vida tras este descubrimiento, pero quiero ir unos pocos años más hacia atrás en el tiempo...

Louis Daguerre, fué el primer divulgador de la fotografía e inventor del daguerrotipo. Gran amigo del padre de Louis Le Prince, despertó en éste el interés y el conocimiento por "la novedosa técnica" de la fotografía. Durante su etapa universitaria, Le Prince estudió química en la universidad de Leipzig, con el interés de orientarla siempre hacia el campo fotográfico, lo que le proporcionó los conocimientos suficientes para desarrollar novedosas técnicas en el futuro.

Después de salir de la Universidad, Le Prince conoció a quien sería su amigo del alma y aliado, John Whitley. Poco tiempo después, acabaría casándose con su hermana y los tres formarían la Escuela de Arte Técnico de Leeds, conocida por aquellos lares como Leeds Technical School of Art. Aquí, Le Prince seguiría investigando e innovando en diversos campos de la fotografía y empezaría a interesarse seriamente por desarrollar una técnica para la captura en movimiento (capture motion).

Fue en un viaje a Estados Unidos para conocer nuevas técnicas de "filmación" donde Le Prince descubrió el trabajo de otro grande de la historia de la fotografía: Eadweard Muybridge. Muybridge investigó mucho en el campo de las capturas de imágenes y había conseguido capturar doce imágenes en medio segundo de un caballo galopando para resolver una duda  entre poderosos magnates sobre si un caballo conseguía estar con las cuatro patas en el aire en algún momento. Tan excéntrico capricho produjo un gran avance a la hora de capturar imágenes, pues el resultado del experimento del caballo en movimiento causó sensación entre los amantes de esa nueva técnica. El resultado fue algo como esto:

Experimento del caballo en movimiento de Eadweard Muybridge

Le Prince, más motivado que nunca, consiguió desarrollar una técnica de "filmación" que precisaba de... ¡dieciseis lentes!. Cada una debería tomar una fotografía en una técnica muy compleja donde al final todas se unirían creando una sensación de movimiento. Lógicamente, esta técnica era demasiado farragosa así que Le Prince tuvo que desistir de continuar por ahí y buscarse algo más práctico... Y años después, consiguió desarrollar una cámara de una única lente.

Y así, volvemos a ese Domingo 14 de Octubre de 1888 a la mansión de los Whitley... Tras la comida familiar, Le Prince decidió probar su cámara y le pidió a su hijo Adolphe que se pusiese a tocar el acordeón en la entrada de la casa mientras éste le filmaba... La primera filmación de la historia iba a tener lugar...




Tras el éxito de esta primera filmación, e invadidos por la euforia, Le Prince coloca la cámara sobre algún tipo de soporte en el jardín de Roundhay y se pone junto a su esposa a bailar mientras es filmado. Esta filmación es conocida con el título de "Roundhay Garden Scene". El material conservado sólo dura dos segundos así que hay que afinar el ojo para ver lo que están haciendo. Le Prince y su esposa están bailando al fondo de la imagen, la mujer estática que se da la vuelta es una dama de compañía y el joven que pasea por el plano es Adolphe Le Prince, que aparecía tocando el acordeón en el anterior video.




Sarah Whitley, la esposa de Louis Le Prince, falleció diez días después de esta filmación. Tras esto, Le Prince se dedicó a rodar diversas escenas de la vida cotidiana en aquellos tiempos a modo de documental, de las cuales no se ha salvado practicamente ninguna (al menos, que yo sepa). Otra de las filmaciones que podemos ver, que data de finales de 1888, es la visión de la ciudad de Leeds desde su famoso puente. "Traffic Crossing Leeds Bridge", filmado desde la ventana de un edificio del Bridge End, dura una segundo más que las otras, pero hay que seguir afinando el ojo para verla.



Tras el buen resultado de sus filmaciones, Louis Le Prince se propuso filmar más escenarios de otros lugares del mundo. En concreto, comenzaría por Nueva York, donde tenía planificado rodar diversas partes de la ciudad como el rio Hudson, Broadway, Central Park o al mismísimo Buffalo Bill. También se propuso filmar una corrida de toros en España, pero nunca pudo llevar nada de esto a cabo...

Edison
Thomas Alva Edison
Los experimentos de imágenes en movimiento ya se estaban llevando a cabo a lo largo y ancho del mundo occidental, en concreto, en Estados Unidos, la compañía de Thomas Alva Edison, logra patentar las perforaciones laterales de las películas de 35 mm (al no poder poder patentar el celuloide porque George Eastman lo había hecho antes) y comercializa el celuloide. El mundo occidental, inicia así una carrera para explotar un nuevo modo de ver el mundo: a través de imágenes en movimiento previamente registradas. Potencialmente, quien dominase esta nueva técnica, tendría un tesoro entre manos... Esto daría lugar a una guerra de patentes. Es por esto que la patente de proyección de imágenes en movimiento no fue concedida a Louis Le Prince, aunque un tiempo más tarde si fuese otorgada a la compañía de Edison, que así,se hacía con el control de esta nueva y emergente técnica en los Estados Unidos.

De hecho, Louis Le Prince, el autor del registro fílmico más antiguo de la historia, desapareció misteriosamente un 16 de Septiembre de 1890 en el trayecto de tren que va desde Dijon a París. La última persona en verlo fue su hermano, quien le acompañó hasta la estación. Lo más extraño es que ningún pasajero recordaba haber visto a Le Prince...

Imagen de un kinetoscopio,
comercializado por la compañía de Edison
un año después de la muerte de Le Prince
La teoría de la conspiración a propósito de que los agentes de Edison se hubiesen ocupado de hacer "un encarguito" es una de las múltiples hipótesis que pululan sobre su desaparación, pero bien pudo haber sido ya que Le Prince tenía previsto viajar a Nueva York a presentar su invento al mundo y eso era algo que no convenía a la asociación Edison/Eastman. Además, la esposa de Le Prince en esa época, denunció a la compañía de Edison por haberles robado la patenteque, un año después de la muerte de Le Prince, comenzaría a comercializarse por los Estados Unidos.

Tras varios años de juicios por la guerra de patentes, los abogados que defendían la autoría de Le Prince, acabaron desistiendo, dejando que el nombre de Edison fuese el que pasase a los anales de la historia como uno de los pioneros de la industria del cine. Unos años más tarde, Adolphe Le Prince, (el hijo de Louis y que aparece en las filmaciones de su padre), muere misteriosamente durante una cacería... La sombra de la conspiración se mantuvo muy presente durante muchos años, pero nunca pudo comprobarse nada... Aunque el halo de misterio e intrigas que rodean esta historia hacen que, paradójicamente, sea completamente cinematográfica.

Nunca sabremos que pasó realmente con Louis Le Prince, lo que si puede afirmarse con rotundidad es que, a día de hoy, es el autor de la primera escena con imágenes en movimiento de la historia y eso es algo que, en mi opinión, encumbra su nombre hacia lo más alto.

En mi próxima entrega de la historia del cine, hablaré de William Kennedy Dickson y un poco más de los "nuevos" kinetoscopios inventados por Edison y los primeros pasos para explotar este modelo de negocio en los Estados Unidos. Y mostraré lo que quizás pudo haber sido la primera proyección cinematográfica de la historia..




Algunas fuentes de las que he sacado información: El fantasma de Le Prince de Daniel Mourenza, y la wikipedia.