29 de diciembre de 2015

Star Wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza (J.J. Abrams)


Star Wars: el despertar de la fuerza
Cartel de la película
Hace 16 años, cuando se estrenó "Star Wars. Episodio I: La amenaza fantasma", la expectación que se generó fue enorme,  aún mayor que la suscitada por este Episodio VII. Ángel Fernández Santos, uno de los mejores críticos que ha habido en España y que yo he tenido el placer de leer, dijo de "Star Wars. Episodio I: La amenaza fantasma" que era “Cine hecho de puro gozo”.

Ciertamente, aquella primera trilogía a muchos nos resultó decepcionante por diversos motivos, y uno de los más poderosos fue que subvertía de algún modo la trilogía original. De hecho, la misma trilogía original fue modificada o remasterizada, a mi juicio, a peor. Pero  Ángel Fernández Santos no se equivocaba, era cine hecho de puro gozo, porque, por muy malas, pueriles o pomposas que nos resultasen, las disfrutábamos y las perdonábamos, ya que estábamos viendo una peli de “Star Wars” de George Lucas.

Para este "Star Wars. Episodio VII: el despertar de la fuerza" nos encontramos en un contexto algo cambiado. George Lucas ya no está más con sus proyectos y ha sido Disney quien ha puesto una obscena cantidad de dólares sobre la mesa para hacerse con los derechos de esta franquicia. Y continuar una saga tan admirada y observada debe de ser algo que provoca mucho vértigo a cualquier guionista. Más aún cuando Disney pone fecha a su estreno antes incluso de haber escrito el guión (creo que eso es algo opuesto con la creatividad).



Un destructor imperail caído en combate
Un hermoso plano que nos recuerda
las últimas batallas de la República contra el Imperio
El resultado de esta nueva entrega, en cierto sentido, era algo de esperar. Creo que todos lo temíamos pero albergábamos una pequeña esperanza de que la historia resultase buena. El primero en hacerse cargo del guión de este nuevo episodio de Star Wars fue Michael Arndt, ganador del Oscar por “Little Miss Sunshine”. Después nos enteramos que J.J. Abrams se encargaría de dirigir la nueva entrega, una decisión que nos hizo temer el peor de los resultados. Finalmente, el gran Lawrence Kasdan aceptó continuar con el libreto de esta nueva entrega, lo que volvió a darnos esperanza.

Ayer fui a ver “Star Wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza” y me he llevado una esperada decepción. Me da un poco de pena, porque en algún momento pensé que podían llegar a estar a la altura de la mítica trilogía, pero la primera trilogía de “Star Wars” seguirá siendo la única. (Aviso que a partir de este párrafo hablaré de TODA la película soltando spoilers a diestro y siniestro. Si aún nos has visto la película NO SIGAS LEYENDO. Avisado queda el que aún no la haya visto).

Han Solo y Chewbacca
Han Solo y Chewbacca son iconos de esta franquicia
Uno de los grandes defectos que tuvo el episodio I, II y III fue el de intentar reunir la mayor cantidad de elementos icónicos de “Star Wars”, aún en detrimento de la veracidad de ese Universo de fabulosos personajes que se habían creado. En mi opinión, Lucas vendió “el alma” de personajes legendarios como Yoda, el ridículo origen de C3PO, o la banalización de la fuerza hasta límites insospechados. Creíamos que lo habíamos visto todo…. Bien, pues no habíamos visto nada...

Casi todos los defectos que tenía la segunda trilogía, ésta los repite. ¿Cómo puede ser que un Stormtrooper de pacotilla que casi ni ha debutado en la batalla sea capaz de hacer frente al villano de la película? (por cierto, uno de sus jefes en la Primera Orden).
¿Cómo han podido pergeñar que la joven Rey sea capaz de manipular con “La Fuerza” al guardia que la vigila hasta el punto de conseguir que la libere y suelte el arma? ¿De verdad?

Pero eso no es nada, el trío de míticos protagonistas de la primera entrega, prácticamente no tienen peso en la película, aunque han sido muy útiles para el marketing de ésta. El personaje de Leia es profundamente irrelevante y Luke parece que tendrá algo más de protagonismo en posteriores entregas. Han Solo (Harrison Ford) tiene más presencia, aunque realmente sólo sirva de enlace entre la vieja y la nueva generación. Además se convierte en una particular copia del personaje de Obi Wan Kenobi de “La Guerra de las Galaxias”.

Un Xwing derribando a un caza Tie
En esta peli, todo tiene un cierto tufillo a refrito
Si, una copia, porque mi segunda gran decepción con esta entrega es su flagrante y absoluta falta de creatividad. ¿No han podido dedicar más tiempo o dinero a desarrollar una trama más digna y original? ¿De verdad que todo lo que daba de sí Lawrence Kasdan era esta copia cara de “La Guerra de las Galaxias?
Una cosa es ir sobre seguro y dar con una fórmula de éxito, que lo han conseguido, pero los de Disney se han pasado y la tomadura de pelo creo que es notable.
¿De verdad no se les ocurría otra cosa que crear otra Estrella de la Muerte con los mismos errores que la primera? ¿Cómo puede volver a ser vulnerable por el mismo sitio y que un puñado de X- Wing vuelvan a acabar con ella con relativa facilidad. ¿De verdad esto era todo lo que podía dar de sí la nueva entrega de “Star Wars”? Muy mal Disney, MUY MAL. Una cosa es ir a sacar pasta, y otra bien distinta esta tomadura de pelo.

El personaje de Kylo Ren, que tenía buena pinta por su admiración con Darth Vader, no tarda más de una hora en desinflarse, a pesar de cometer un acto tan deliberadamente puñetero como cargarse a Han Solo. No tiene poder, no tiene peso… No es un villano a la altura… Darth Maul me parecía más poderoso. El personaje de Finn como Stormtrooper renegado me resulta bastante mediocre y no tiene ninguna química con Rey. Y Rey, quizás sea el más interesante de los tres, pero tampoco es que me parezca especialmente destacable por nada.

Kylo Ren y su espada láser
El villano Kylo Ren y su espada láser
Esta séptima entrega de “Star Wars” tiene muchas más razones por las que debería incluirse en la lista de “Grandes decepciones del Siglo XXI”, pero creo que las que he enumerado son más que suficientes. Además, ni la peor de las críticas logrará persuadir al público de ir a verla porque es algo que hay que hacer, aunque decepcione. ¡No se puede dejar de ver una de “Star Wars”!.

Para quienes no sean demasiados fans de “Star Wars” esta revisión de “La Guerra de las Galaxias” les resultará una entretenida peli de aventuras y fantasía que les tendrá en constante tensión porque sus secuencias están repletas de acción y deja muy pocos momentos de respiro…
Al final, la historia se repite y volvemos a encontrarnos en la misma tesitura que cuando el Episodio I se estrenó. Así que, una vez indignados por las tropelías cometidas por J.J. Abrams y compañía, me remito a las palabras del gran Ángel Fernández Santos...

En resumen, que si tuviera que definir “Star Wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza” con un solo adjetivo, diría que es desilusionante. Puede convertirse en la película más taquillera de la historia, pero la mayoría de los fans de “Star Wars”, cuando salgan de la sala de cine, se sentirán desilusionados, defraudados e incluso enojados, aunque, al fin y al cabo:
“Es cine hecho de puro gozo”