28 de febrero de 2016

El cine fantasma (by Nino): X.- La chica danesa

La Chica Danesa
"En este caso el vestuario, si hace al monje" (por Nino)
@CinecomioWall

La chica danesa
Cartel de la película
El cineasta londinense Tom Hooper obtuvo su reconocimiento personal y momento merecido de gloria particular en el año 2011 con la película "El Discurso del Rey", clasicismo con un guion estudiado para alzarse con buenas críticas de la prensa especializada y una sugerente carrera en varias competiciones cinematográficas. Las palabras que se pronunciaban en el filme, sirvieron como también en la obtención de estatuillas doradas: guionista, mejor actor Colin Firth, mejor película y el mismo Hooper como director. A continuación, llegaría un medio acierto con la adaptación musical de "Los Miserables" de Victor Hugo.
Por tanto, es conocedor de la importancia de una buena historia para acometer una producción con garantías de llegar al gran público y la crítica especializada.

Tras tres años de su reconocimiento en el mundo artístico, ahora Hooper nos entrega una producción con los mismos tintes clásicos como "La Chica Danesa", apostando por la firma novel de un novelista llamado David Ebershoff y la adaptación de Lucinda Coxon, también con poco bagaje, tras las renuncias de otros nombres en la interpretación. Demostrando  que la historia escrita necesita de brillantez corporativa, un equipo comprometido para que la conversión a película sea un éxito.

Y parece que lo han conseguido, porque "The Danish Girl" cuenta una trama actual y conmovedora, con actores importantes como Eddie Redmayne (que ya trabajara con Hooper en Los Miserables y ganara su Oscar con la excelente interpretación de Stephen Hawking), además formando una atípica pareja con la emergente actriz procedente del Royal Swedish Ballet, Alicia Vikander (nominada por este filme como mejor actriz de reparto y olvidada por otro gran trabajo en "Ex-Machina"), que posee un cierto halo místico a las antiguas estrellas salidas del país escandinavo... aunque quizá un poco bajita y morena para ser sueca. Es broma, gran profesionalidad.

Eddie Redmayne y Alicia Vikander
Eddie Redmayne y Alicia Vikander
Afición: Así, el argumento basado en la extraña relación entre dos artistas, con atracción por la
pintura (una temática cultural que me apasiona personalmente) y una decisión trascendental y médica. Tras el entusiasta casamiento después de su encuentro en Copenhagen, llegan a este punto de inflexión entre vida privada y su aptitud pictórica para construir una carrera artística, sin que Gerda llegue a conocer que su joven marido Einar descubra otras aficiones, o gustos por los tejidos y poses. Así se convertirá en Lili Elbe con sueños renovados y peligrosos.

Aflicción: Sin embargo, todo el amor se modela en tensa calma cuando los juegos se adivinan irreversibles y la relación sufre un padecimiento lento que puede llegar a la agonía de su prohibido universo. La situación de confusiones emocionales, llega a un instante de comprensión y ayuda a Lili por parte de Gerda, para emprender un camino transgenérico mediante una novedosa cirugía que vería la transformación de la primera mujer operada del mundo. Ese cambio de sexo deseado que la despojase de su cuerpo masculino y repudiado desde hace algún tiempo.

Matthias Schoenaerts
Matthias Schoenaerts
Afectación: Ahora bien, esta complicada aventura vital e historia real, dedicada a la biografía de un avance médico, tiene su punto de compromiso interpretativo (incluso polémico) por la recreación de Redmayne, entre dos formas que difícilmente son diferentes, debido a unos rasgos físicos demasido inconfundibles. Así, unos tildarán su trabajo como esfuerzo titánico y otros (en algunas escenas determinadas me incluyo, imposible la separación mental con Hawking en el tramo final), observarán una pose demasiado estilizada o exagerado amaneramiento en el concepto de esa femeneidad errada. Claro que en esas cuestiones, no somos expertos para manejar un hecho tan personal e íntimo, de tal suerte o ´verónica` que prevalece la personalidad a la propia integridad física, en una lucha interior entre naturaleza humana, emocional, mental o equivocada genética. El asunto de la gracia divina, ya es otra cuestión más polémica que evado.

Entre ambas posiciones ante su actuación, se puede llegar a una sensación intermedia... reconociendo sus trabajados tics, ese acento mínimamente impostado y el sacrificio de un actor tras un personaje tan sofisticado y complejo.

Amber Heard
Amber Heard
Afinación: Durante los años 20, el secreto era sólo conocido por amistades cercanas, por un peligro
intacto en la sociedad de entonces y la de hoy. Una, la atractiva Amber Heard como Oola que despliega sencillez sofisticada en su nueva aparición en el cine (antes de su trabajo en London Fields y rumores de posibles despegues en La Liga de la Justicia o Aquaman, veremos) y dos, el actor belga Matthias Schoenaerts ganador del César a mejor revelación de 2013 con De Óxido y Hueso.

Por otro lado, la excelente calidad de la lograda ambientación por la vieja Europa y el vestuario diseñado por Paco Delgado nominado para la próxima gala de Hollywood, con la estructura de un guion que crece en la tensión dramática y la música de caja de muñecas de Alexandre Desplat acompañando la fotografía de Danny Cohen. Ah! y la estimable sensibilidad artística y el comprensivo talento con un personaje entre el fraude, la compasión emocional o humanidad frente al sufrimiento, de una Vikander que veremos en el último trabajo del director Derek Cianfrance con Michael Fassbender de título "La Luz entre los Océanos", la historia entre tulipanes y cuadros de la coproducción británica Tulip Fever, o nuevas películas de Bourne y posiblemente, del genial Win Wenders.

Así, como Redmayne aprendió de personas con valientes en esta difícil transformación y calificó La Chica Danesa de «extraordinaria historia de amor», yo añadiría que el sufrimiento en la vida real y en la interpretación masculina, podría tener su recompensa si no tuviera unos rivales de categoría como Matt Damon, Fassbender, Cranston (próximamente comentaré su "Trumbo"), o especialmente este año, un Leo DiCaprio lanzado a su primer y merecido Oscar. Muy pronto lo veremos, pues la alfombra roja ya va desenrollando su mágico manto...
¡Suerte a todos los nominados!