7 de junio de 2011

¡Qué dilema! (Ron Howard)



"!Qué dilema!" es una película que ha decepcionado bastante al público en general, pero sin embargo, es una película normal con un buen equipo técnico detrás y algún que otro actor bastante solvente, así que yo me pregunto: ¿Por qué no ha gustado si la peli no está tan mal?. La respuesta es muy sencilla: "¡Qué dilema!" (a la que de ahora en adelante llamaré por su título original "The Dilemma", mucho más acertado que la traducción española), pues eso, "The Dilemma" no es la película que parece ser, en parte, porque está definida dentro del género de comedia para "descacharrarse" de risa y la verdad es que, como comedia, no funciona.

La sensación que me daba el trailer de la película, era que ésta tenía un tono de comedia mucho más "alocada" por así decirlo, cuando en realidad es una comedia muy ligera con ciertos toques dramáticos. La trama/tramas que componen la película tampoco es que sean algo fantástico, de hecho, son bastante mediocres, (el guionista es Allan Loeb, un currante de las Majors que no es muy reconocido). Además, la película tiene la típica moralina que la hace tremendamente artificiosa (creo que éste es el talón de Aquiles de muchas películas Hollywoodienses de hoy en día, pero otro día trataré este tema en profundidad).

Todo gira en torno a dos parejas y, en concreto, a dos amigos "de los de verdad", que se quieren mogollón y les falta el "canto de un duro" para comerse los morros. Además de ser amigos, forman un tándem empresarial que será el hilo conductor de toda la historia: Triunfar con un prototipo de coche eléctrico que tiene un rugido de motor "de los de antes". Resulta que nuestro protagonista admira la vida matrimonial de su amigo porque es estable y duradera, y, a su vez, él quiere dar el salto para hacer su propia pareja estable y duradera, pidiendo la mano de su flamante novia, (Jennifer Connelly) después de mucho años viviendo la vida loca.

La verdad es que, así leído parece una estupidez, pero lo realmente interesante, es a partir de entonces, cuando comienza el enredo. Ronnie (así se llama el prota, interpretado por Vince Vaughn), es testigo de la infidelidad de Geneva (la esposa de su mejor amigo, interpretada por Wynona Ryder) con un tipo llamado "Zip" (Chaning Tatum). Esta infidelidad, cuyo "mal" radica en que Geneva está engañando a su esposo, muestra un retablo de engaños de "todos contra todos" cuyo mensaje yo entendí como que las artimañas y los engaños forman parte del día a día en la sociedad en que vivimos, y que, lo que se nos muestra como un hecho "inmoral y denigrante", no deja de ser lo mismo que lo que están haciendo todos los demás. Sin lugar a dudas, esta reflexión es lo más interesante que nos aporta "The Dilemma".

Por otra parte, el aspecto técnico es impecable, no cabe duda que es una gran producción de la exitosa pareja formada por Brian Grazer/Ron Howard que tantos éxitos llevan cosechados, entre ellos, un oscar a la mejor película ("Una mente maravillosa"). La dirección es muy buena y la película está exprimida muy bien en lo poco que podía aportar. es decir, en mi opinión, hicieron lo que pudieron, y el resultado es aceptable.

En síntesis, "¡Qué dilema!" es una comedia ligera con tintes dramáticos que no funciona como comedia, pero que aporta otros elementos que la hacen "interesante" para ver un domingo de sobremesa tirado en el sofá. Ahora, pagar 7 € por ir al cine a verla...