9 de octubre de 2011

Somewhere (Sofia Coppola)


Somewhere

Hoy voy a comentar la película "Somewhere", la cuarta en la filmografía de la directora Sofia Coppola, conocida también por ser hija del genio Francis Ford Coppola, quien con su productora American Zoetrope ha producido los cuatro largometrajes de su hija..."Somewhere" se llevó el León de Oro de la Mostra de Venecia el año pasado y ha tardado un año en estrenarse en España.

"Somewhere" comienza con una cámara fija mostrando un espacio indeterminado que descubrimos como una especie de circuito cerrado en medio de la nada cuando escuchamos el rugido de un motor y, de vez en cuando, vemos pasar un ferrari negro... Tras cinco vueltas a este circuito, el protagonista se baja del coche y comienza la película... Digo esto, porque el resto de la película es igual... Planos interminables y conceptuales en algunos casos y situaciones donde aparentemente no ocurre nada, pero que nos permite captar la agonía interna que sufre el personaje protagonista... Para algunos, un rollo de película "moderna", para otros, un ejercicio de estilo... De todos modos, es el estilo de Sofia Coppola, una directora coherente y de gran sentido estético.




Stephen Dorff
interpreta a Johnny Marco,
una estrella de Hollywood

Cuenta la historia de un actor de Hollywood que, teniéndolo todo, sufre un tremendo vacío existencial. Como no tiene que preocuparse por lo que nos preocupamos la mayoría de los mortales: ir a hacer la compra, madrugar para ir al trabajo, etc... Pues le da por preocuparse de lo vacío que está, y así le vemos quedándose dormido mientras dos despampanantes rubias gemelas le hacen un sensual baile en su propia habitación de un famoso hotel de lujo... Cosas de la jet set...

Entonces, se encuentra con que tiene que hacerse cargo de una hija a la que ve esporádicamente y de la cual se preocupa más bien poco y... ¡Sorpresa!, su vida se llena durante este tiempo. Este hecho, ayuda a descubrir a nuestro protagonista que no tiene a nadie... Y es que, si no compartes nada en tu vida, pues no eres nadie.

El protagonista se queda dormido
mientras estas dos gemelas le
hacen un striptease...
¿Puede esto ocurrir?


Es una película con la cual me cuesta bastante identificarme ya que, ya me gustaría a mí y a la mayoría de los mortales tener los problemas que tiene el protagonista, pero no es porque los personajes estén vacíos, es porque la película cuenta muy poco y además porque me parece, por así decirlo, una película muy pija. Hay temas que me interesan bastante más que ver a un tío que vive de puta madre abrumado por su vacío.

Como ya dije antes, el ritmo de la película es muy lento y además está contado con muy poca intensidad, con mucha contención. Hay una gran cantidad de planos donde no pasa nada lo que me hace afirmar que esta película es bastante aburrida en algunos momentos. No me parece una densa película profunda, me parece una lenta y aburrida historia, enormemente parecida a "Lost in Translation", la película que más repercusión tuvo de esta directora y que tampoco me parecía nada del otro mundo, aunque mejor que esta, entre otras cosas, porque Bill Murray le da sopas con honda a Stephen Dorff.

Padre e hija disfrutando de momentos
que hasta ahora no habían vivido



Y eso que la elección de los dos actores protagonistas me parece muy acertada. Stephen Dorff encaja muy bien en ese papel de tipo perdido que no sabe que hacer con su vida, aunque su intensidad dramática, en mi opinión es poca, aunque no estoy muy seguro si es a causa de una dirección de actores contenida. Elle Fanning está estupenda en el papel de su hija y tiene muchos matices interesantes como una escena de un desayuno que no voy a relatar para no destripar nada. Pero, sin duda, lo mejor de sus interpretaciones, está en esa química que tienen cuando están los dos juntos en pantalla, ahí sí que me creo que sean padre e hija perfectamente, ya que tienen momentos muy frescos y naturales que, además son muy bonitos cinematográficamente.

Mi Ferrari y yo...
En resumen, "Somewhere" es una película que, de seguro, no dejará indiferente al espectador. Es una película honesta y clara desde el principio y cuyas virtudes alabadas por sus defensores son las mismas que  los defectos que ven sus detractores. Muestra un mundo muy particular y que yo no conozco, así que quizás por eso, la película no me haya gustado demasiado, ya que no comprendo el vacío que siente el protagonista por mucho que se afanen en explicármelo. Además es una película excesivamente lenta en su puesta en escena. Si tuviese que definirla con un adjetivo, la catalogaría como película pija. Especialmente recomendable para las personas que hayan seguido a Sofia Coppola y les guste su particular visión del mundo. Para todos los demás, creo que es una película prescindible por mucho León de Oro que se haya llevado en La Mostra. Y pensar que el jurado consideró mejor esta película que la genial "Cisne negro"... Cosas del cine...