13 de febrero de 2012

Los descendientes (Alexander Payne)



George Clooney es un grande. Creo que, a pesar de haberse hecho popular un pelín tarde (ya tenía el pelo canoso en la serie "Urgencias"), es uno de los mejores actores norteamericanos de su generación. Comprometido además con temas políticos y sociales, sus películas siempre tienen algo más, y éste es el caso de "Los descendientes"...

Alexander Payne es un grande. A pesar de tener en su haber unos pocos largometrajes y haber tenido que esperar cinco años desde su última película, creo que es uno de los mejores creadores de historias humanas que hay en el panorama cinematográfico norteamericano. Al igual que Clooney, tiene en su haber un Oscar por la que quizás sea su mejor película, "Entre copas". Tras haber visionado "Los descendientes" tengo dudas de cuál puede ser ahora mi película favorita de Payne... Me tengo que dar un tiempo, porque el recuerdo fresco que tengo de ésta última, me hace pensar que "Los descendientes" me gusta más...

Siguiendo un razonamiento a base de silogismos, con las premisas de su director y actor protagonista, llego fácilmente a la conclusión de que "Los descendientes" es una película que, en ningún caso me decepcionaría, y así ha sido. Me he encontrado con una película emocionalmente muy intensa, pero al mismo tiempo muy comedida en las historias que trata, evitando la "lágrima fácil" o ciertos momentos que hubiesen rallado en lo absurdo.



George Clooney y Shailene Woodley protagonizan
esta peli que tiene cinco nominaciones a los Oscar.
"Los descendientes" está basada en la novela homónima de Kaui Hart Hemmings y cuenta la historia de Matt King (George Clooney), un abogado que se encarga de administrar unas tierras familiares (de una familia muy grande) en una isla en Hawai. A este buen hombre, la vida le da un vuelco cuando su esposa sufre un grave accidente acuático del que no podrá sobrevivir. Con su mujer en coma en el hospital y a punto de morir, Matt tendrá que hacerse cargo de sus dos hijas (con sus problemas), comunicar la noticia a toda la familia y amigos, arreglar los papeles de la venta de las tierras... Y muchas más sorpresas que no voy a detallar aquí para no fastidiar la peli a quien no la haya visto...

La gran interpretación de George Clooney tiene brillantes
pinceladas cómicas dentro de un entorno trágico.
Como podéis comprobar, la historia se mueve por situaciones trágicas, y alguna otra bastante traumática que no he comentado. Uno de los grandes aciertos que veo en esta gran película, radica precisamente en el tratamiento que se le da a ésta, la mitad del mérito por parte de una dirección que para nada busca la lágrima fácil en el espectador, y la otra mitad por la genial interpretación de George Clooney que, en ocasiones adopta un tono incluso cómico.

Uno de los puntos más bonitos de esta película es, que, partiendo de una serie de premisas muy trágicas (como puede ser un fatal e inesperado accidente), que conducen a una enorme crisis tanto a nivel personal como familiar, producen un acercamiento emocional entre un inexperto padre (a pesar de que sus hijas ya son mayorcitas) y sus hijas. Lejos de agravarlo todo, esta crisis y este fatal accidente conducirán finalmente a algo positivo. La película va desarrollándose sobre ese eje mientras la madre agoniza, llegando incluso al punto de convertirse en una especie de road movie que nos lleva por las islas más grandes del estado de Hawai.

Robert Forster interpreta al suegro,
un tipo duro de los de antes,
que ensalza a su hija y humilla al bueno de Matt
Por parte de la dirección, destaco como siempre la aparente sencillez de su realizador. La película transcurre con total naturalidad. Matt y su familia van, por así decirlo, trastabilleando en función de las situaciones que les van surgiendo. De vez en cuando, Payne nos sorprende con una puesta en escena, por así decirlo, creativa, que en mi opinión, saca un poco del realismo que presenta la película (como ejemplo, cuando nos cuenta el modo de encajar la fatal noticia por la hija mayor). El trasfondo constante de la isla de Hawai, es otro de los aspectos exóticos, ya que, aparte de la banda sonora (íntegramente compuesta de piezas musicales Hawaianas), nos encontramos con una visión de las islas más realista y más alejada de los tópicos de otras pelis que retratan la isla. Un Hawai que nunca antes había visto así en el cine.

El resto del elenco que acompaña a George Clooney tiene unas interpretaciones más que notables, destacando el papel de Shailene Woodley, quien interpreta a una adolescente rebelde muy lejana de los típicos personajes estereotipados de adolescentes rebeldes. Robert Forster interpreta brillantemente al "suegro", un hombre rudo, constantemente decepcionado con Matt y que nos muestra la situación "desde otro punto de vista" (al fin y al cabo, es el padre de Elizabeth). Por último, destacar la actuación de Nick Krause, quien interpreta al "amigo" de la hija, y que nos muestra un personaje en apariencia algo idiota pero que resulta no serlo tanto en una memorable escena que tiene con George Clooney hacia el final de la película.

Las tierras que Matt tiene que administrar...
He obviado la parte de la trama relacionada con los primos descendientes por temor a desvelar demasiado del argumento ya que todas las historias están de algún modo conectadas entre sí. Sólo decir que las tierras que están dispuestos a vender son preciosas, como podéis comprobar en la imagen de la derecha.

Resumiendo, "Los descendientes" es un delicioso melodrama que va campeando entre situaciones muy difíciles con una pizca de comedia ligera con unas interpretaciones sobresalientes, que recomiendo a todo tipo de público que guste de disfrutar del buen cine.

Si tuviese que definir la peli con un solo adjetivo, la calificaría como sencilla y natural. Fue una de las grandes triunfadoras en los Globos de oro de este año al llevarse el premio a mejor actor y mejor película y lleva cosechados otros 37 premios más de diferentes certámenes y festivales, lo que la coloca como una de las películas más premiadas del año 2011. Además, está nominada a cinco oscars (película, director, actor, guión adaptado y montaje). La elección de esta película es un acierto seguro para los amantes del buen cine...