26 de mayo de 2011

Medianoche en París (Woody Allen)





Medianoche en París
Woody Allen es uno de mis directores de cine favoritos. Conecto muy bien con su sentido del humor, repleto de sarcasmos e ironias y me río muchísimo con sus películas. Pero desde que Woody Allen se marchó de Nueva York para rodar en Europa, comenzó una etapa irregular y gran parte de sus últimas películas bajaron el nivel al que nos tenía acostumbrados. Su anterior película "Conocerás al hombre tus sueños", ya comenzaba a modificar esta tendencia a la baja. Y su última película "Medianoche en París" nos devuelve al Woody Allen de antaño en todo su esplendor.

Esta película es una absoluta delicia, tiene momentos hilarantes, tiene momentos mágicos, tiene una fotografía maravillosa (de Darius Khondji)... Hasta Owen Wilson, que es un actor que no me llamaba mucho la atención, me parece magnífico como el álter ego del director... En resumen, "Medianoche en París" me ha fascinado.

Ya de entrada, la película comienza con unos planos que muestran la ciudad de París desde ángulos diferentes y desde el día hasta la noche pasando por unos momentos de lluvia, tan hermosos que me han entrado ganas de marcharme a París en cuanto terminase la película. Este comienzo ya me daba buenas sensaciones y me recordaba al magistral comienzo de una de mis películas favoritas: "Manhattan", donde se mostraba la ciudad de Nueva York sólo que en blanco y negro.


Cuenta la historia de un guionista de Hollywood (Owen Wilson) que viaja a París con su chica (Rachel Mc Adams) y se enamora de la ciudad hasta el punto de querer quedarse a vivir allí. Este personaje, además, siente que debería haber vivido en los "años 20" lo que produce incomprensión a su chica. Además de esta pareja, esta la pareja de los suegros del "prota" y una pareja de amigos, donde el hombre es un pedante absoluto y produce momentos hilarantes. A medida que la película avanza, se producen momentos fantásticos en los cuales "el prota" viaja a los años 20 en un coche de la época y conoce a diversas personalidades que vivieron en París como Scott Fitgerald (Tom Hiddleston), Ernest Hemmingway o Pablo Picasso (entre otros).


Owen Wilson hace estupendamente bien el papel de "alter ego" de Woody Allen" creando un personaje "perdedor" (entre comillas) con aspiraciones de escritor, que piensa que su vida sería más feliz si viviese en los años 20. Su "contrapunto" en el mundo actual viene marcado por sus suegros, personas conservadoras y clasistas que chocan en este punto con el protagonista, su novia también choca con él con unas aspiraciones que no son las suyas, etc... Él se siente "fuera de este mundo" y cuando se añade el elemento fantástico de "viajar en el tiempo" en la película, él vive su particular sueño. Allí vive su peculiar conexión con una chica que también desearía "vivir en el pasado" y que le hace darse cuenta del mensaje de la película que no voy a decir porque si no verla ya no tiene gracia. Mientras tanto, a su alrededor van circulando personajes excéntricos en su mayoría que representan casi todos grandes personajes de la cultura en la década de los 20.

"Medianoche en París" también es impecable en el aspecto técnico mostrando dos escenarios: París en la época actual y en los años 20 estupendamente recreados.

En resumen, "Medianoche en París" es una comedia con alta dosis de romanticismo y una pizca de toque fantástico muy recomendada para todo tipo de público. Y es uno de los mayores cantos a la ciudad de París que he visto en los últimos años.