6 de mayo de 2011

Qué hace que una película sea buena



   


¿Qué es lo que hace que una película sea buena?


Mis conclusiones a propósito de lo que hace buena o mala una película se basan en el libro de Laurent Jullier mencionado en el anterior post. Se establecerían seis criterios a los que voy a añadir un séptimo:



Star Wars
  • La originalidad: Sin duda un criterio importante, aunque depende en buena medida de los conocimientos culturales o cinematográficos del espectador. Un espectador puede considerar tremendamente original la película “Star Wars” de George Lucas si no tiene los suficientes datos. Así que es un criterio que depende más del bagaje cultural y cinematográfico del espectador que de la propia película. 

  • La coherencia: Otro criterio muy importante. Los personajes tienen que tomar decisiones "por algo".Pongo un ejemplo, si un arquetipo de personaje del tipo “Robin Hood” (es decir, un personaje que parece un bribón, porque se comporta injustamente con los fuertes para ayudar a los débiles), pues si un personaje de estilo “Robin Hood” se comporta injustamente con alguien débil a favor de alguien poderoso, éste pierde su coherencia y con ello, desubica completamente al espectador que tenía ya su perfil hecho. Muchas obras maestras nacieron de romper la antigua coherencia y establecer una nueva, pero siempre, tienen que tenerla, para que la obra se entienda.


  • La calidad técnica: Este criterio es apreciable por la gran mayoría de los espectadores. Se refiere a una buena fotografía, un buen sonido, decorados acordes con la obra, etc.… Es imprescindible para que una película luzca bien, pero no tiene porque ser espectacular y como ejemplo, cualquier película del movimiento Dogma, cuya fotografía no permite iluminación artificial y debe ser hecha cámara al hombro.

  • La edificación: que es lo que nos está contando la película, lo que nos aporta. Un reflejo del mundo si es un drama social, una película que nos aporte una visión concreta de algún hecho histórico, o una película que refleje una opinión sobre el tema que está tratando. En síntesis, toda película interesante ha de edificarnos, al menos, un poquito.

  • La emoción: Este criterio también es perceptible por todo tipo de público. Una buena película tiene que producir algún tipo de emoción, ya sea ternura, nostalgia, cariño… Si una película nos deja fríos, ya puede ser la mejor película del mundo, que no nos gustará.
Avatar

  • El éxito: El éxito es un factor externo a la película. Una película de éxito es una película de la cual oímos hablar bastante antes de decidir si la vemos, ya sea por nuestro entorno, o ya sea por un bombardeo mediático. El caso, es que para mantener nuestra conducta gregaria, muchas veces vemos ciertas películas para poder opinar de ella con nuestro círculo. Un caso reciente que recuerdo fue el de la película “Avatar” de James Cameron, que recaudó en su primer fin de semana de estreno en USA 70 millones de dólares (relativamente poco para la promoción que tenía), y fue aumentando la taquilla a medida que se hablaba de ella hasta recaudar casi 3.000 millones en todo el mundo.
Sin City

  • La estética: Es el criterio que añado de cosecha propia porque lo considero importante. Un claro ejemplo de una película que triunfa por su estética lo tenemos en la película “Sin City” de Robert Rodríguez, que sin ser una película especialmente buena en otros aspectos, tenía una estética “diferente” que provocó que destacara y “crease escuela” en películas posteriores.

Estos criterios son los que nos mueven a decidir si una película nos ha gustado más o menos, quizás lo hagamos de manera subconsciente, pero nos condicionan. Algunas personas primarán más por la estética y otras valorarán la originalidad por encima de todo, pero siempre tendremos un pequeño porcentaje de alguno de ellos cada vez que digamos al salir de una sala: “Pues esta película me ha gustado”.

Por último, quiero terminar con una oportuna frase de Laurent Jullier que creo que resume de un modo excelente lo que he intentado deducir en tres posts:

“No existen buenas películas ni fallidas, únicamente, películas adaptadas o no, a la manera de ver de un grupo más o menos amplio, a su manera de pensar el arte”